¿Cuánto pierde en prestaciones un vehículo convertido a gas metano respecto a la gasolina?

Con los nuevos sistemas de alimentación a gas metano la diferencia de prestaciones con la alimentación a gasolina es menor al 10%.

¿Las prestaciones del motor sufren variaciones con el GLP?

Contrariamente a las viejas instalaciones, las nuevas instalaciones a inyección electrónica de GLP garantizan prestaciones prácticamente idénticas a las originales. El funcionamiento de una mezcla gaseosa con un fuerte poder antidetonante aporta una mejora general de las condiciones de trabajo del motor y, consiguientemente, aumenta la duración.

¿Después de convertir el vehículo a gas (metano o GLP) es posible alimentarlo aún con gasolina?

La conversión del vehículo a gas metano o GLP no perjudica el funcionamiento del mismo con gasolina. Se puede elegir en todo momento el tipo de alimentación apretando la tecla de conmutación que se instala en el tablero del coche. El vehículo arranca siempre con gasolina y conmuta automáticamente a gas luego de unos 30 segundos, cuando alcanza los parámetros correctos de funcionamiento. Con la transformación del vehículo a gas metano o GLP, aumenta  la autonomía del vehículo ya que se cuenta con dos sistemas de alimentación.