¿Qué es el reglamento ECE/ONU 67-01?

Es la normativa que decreta una instalación de GLP dotada de sistema de seguridad.

¿En cuáles vehículos a GLP se colocan las  instalaciones dotadas de sistema de seguridad conformes al reglamento ECE/ONU 67-01?

En todos los que se haya realizado la conversión a GLP luego del 1° de enero de 2001, fecha en la cual la conformidad con el reglamento ECE/ONU 67-01 se volvió obligatoria. En el Permiso de Circulación de estos vehículos debe indicarse la escrita: “INSTALACIÓN DOTADA DE SISTEMAS DE SEGURIDAD ECE/ONU 67.01“.

Quien posee una instalación de GLP anterior al 1° de enero de 2001, seguramente  no  cumple con el reglamento ECE/ONU 67/01; ¿qué puede hacer?

Puede adecuar la propia instalación a la normativa europea con un costo bastante accesible (unos 200–300 euros, depende del tipo de tanque) y un tiempo de inutilización del coche no demasiado largo. Debe dirigirse a un taller autorizado para sustituir el tanque y el grupo válvulas. Es necesario, además, actualizar el Permiso de Circulación. Para la transformación de la vieja  instalación, puede solicitar información a su instalador de confianza o a los números gratuitos del Consorcio GLP Autotracción (800 500501 - 800 015095).

¿La instalación de GLP es segura?

Absolutamente sí. Porque debe ser homologada por el Ministerio de Transporte y superar severos tests de resistencia a presiones 10 veces superiores a la de funcionamiento. Los sistemas GLP superan pruebas de incendio y choque con excelentes resultados, incluso mejores que los de los sistemas a gasolina. Las multiválvulas de los tanques GLP homologadas R67-01, en caso de incendio o sobrepresión, liberan el gas evitando la explosión del tanque.

¿La  instalación a gas metano es segura?

Sí, es segura. Se instala y se prueba siguiendo precisas normas europeas, con homologación del Ministerio de Transporte. En caso de accidentes muy graves (vuelco del vehículo, incendio, etc.) los vehículos alimentados con gasóleo o gasolina son mucho más peligrosos y están sujetos a riesgos de explosión, al contrario de los vehículos a gas metano.

¿Los vehículos a gas metano son menos seguros respecto a los de gasolina?

El gas metano está contenido en específicos tanques, cuyo material de construcción es un tipo de acero especial, de gran robustez; las pruebas necesarias para la homologación -efectuadas a una presión más de dos veces y media mayor a la normal de funcionamiento- garantizan una seguridad total contra la posibilidad de explosiones. Como testimonio de la seguridad de dichas instalaciones, no se registra ninguna explosión con dichos tanques de acero. Además, la temperatura de autoencendido del gas metano (540 °C) es el doble que la de los combustibles líquidos y la concentración de combustión (5%) es mucho mayor que la de la gasolina (1%) y del gasóleo (0,5%), por lo tanto, es mucho menor el riesgo de incendio.

¿Cómo se detecta una pérdida de gas?

Tanto el GLP como el Gas Natural poseen un “olor” porque contienen aditivos precisamente para la detección olfativa, por lo tanto, es posible detectar enseguida eventuales pérdidas.